Dr. W.H. Bates

El Dr. Bates, fue un médico oftalmólogo norteamericano y cirujano ocular, que por las experiencias con sus pacientes y las suyas propias, se rebela contra la utilización de los métodos tradicionales de la medicina óptica, entre ellos las gafas y la mayor parte de las cirugías.
También se posiciona en contra de la afirmación que hace la ciencia tradicional de la oftalmología, que considera que la mayor parte de los errores de la vista y los más comunes como son: la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia, son trastornos incurables. Y sostiene que la ciencia tradicional, para empeorar esto, no solo no ofrece ninguna salida para recuperar la visión sin usar gafas, yendo al origen del problema y resolviendo estos errores de la vista, sino que los agrava con el uso de las gafas, que no son más que un parche y no una solución o cura.
Para llegar a estas conclusiones y métodos, nos presenta a la retinoscopia como forma de investigación y estudio directo sobre el ojo. A través de sus años de experiencia, sostiene que los errores de refracción no provienen del cristalino, como se solía afirmar en los antiguos libros de texto, ni de la forma irregular del ojo; sino que provienen de la tensión ocular de los músculos de los ojos, que son los que cambian la forma del ojo y los que producen los errores de refracción, sin tener en cuenta la dureza del cristalino. Y ésto lo demuestra con múltiples ejemplos de experimentos en animales y de tratamientos a personas en su consulta, observados con el retinoscopio y con los casos de sus pacientes curados.
Sus métodos, experimentados con éxito en sus pacientes, sirven para conseguir la relajación de los ojos y así lograr la corrección de los errores de refracción. Además, sostiene que los errores en la vista nunca son permanentes y que cambian continuamente dependiendo del estado mental del sujeto, lo que influye directamente en la tensión de los músculos oculares; afirmación que también comprobó durante muchos años de práctica mediante el uso del retinoscopio.