Henri Borel

Henri Jean Francois Borel, fue un escritor y periodista holandés, traductor de idiomas en China y funcionario de asuntos chinos en las Indias Orientales Holandesas. Se hizo intérprete del idioma chino y luego estudió ese idioma en la Universidad de Leiden, partiendo posteriormente hacia China, donde continuó sus estudios en la isla de Ku Lang Su. Allí fue corresponsal e intérprete de asuntos chinos en Makassar, Surabaya, Semarang y Pontianak y más tarde fue nombrado funcionario de asuntos chinos en Tandjong Pinang.
En sus informes, Henri Borel solía denunciar los abusos, la corrupción y la injusticia, lo que a menudo provocaba el disgusto de los gobernantes, por lo que finalmente tuvo que repatriarse a los Países Bajos. Para entonces ya había tenido tiempo de conocer la filosofía de Lao Tse y de escribir varias obras inspiradas en ella.
Además de este cuento taoísta, escribió más de 50 obras, algunas de ellas traducidas al alemán, al francés y al inglés. Pero a Borel no le importaba el aprecio del público, ni la crítica y se consideraba a sí mismo como “un
isolé”, aborreciendo “l’art pour l’art”, ya que creía que el arte debería ser una medida de devoción religiosa, una entrega total a lo impersonal y un factor cultural y no simpatizaba con los hombres de letras que carecían de una cultura general.