Takuan Soho

Takuan Soho, (1573-1645), fue la “figura central del Zen japonés en el siglo XVII”. Abad del monasterio de Daitokuji, un importante templo Zen en Kyoto, perteneciente al Zen de Rinzai, fue además escritor, pintor, calígrafo, jardinero-agricultor y maestro del té, aplicando la esencia del Zen a cada aspecto de su vida. Sus escritos eran prodigiosos y múltiples y son una fuente para la dirección e inspiración de los japoneses de hoy en día, como lo han sido durante tres siglos y medio. Takuan Soho, enseñó y demostró la importancia de la actitud del individuo durante al combate: “Sin una mente entenada, el mejor entrenamiento físico para nada servirá”. Los consejos aquí dados son una mezcla de los aspectos prácticos, técnicos y filosóficos en una confrontación. No se refieren solamente a la técnica de combate, sino que consideran al individuo como una unidad armónica con el cosmos, por lo que los tres ensayos que conforman esta obra, llevan al individuo al conocimiento de si mismo y por lo tanto a percibir el arte de la vida. Para el autor, la culminación de la vida del Samurai no es la muerte y la destrucción, sino la iluminación y la salvación. La confrontación, manteniendo una mente “adecuada”, nos otorgará no sólo vida, sino una vida más plena.
Con Takuan Yosho, las artes marciales y el zen, alcanzaron una verdadera fusión.