Vidas sucesivas

Vidas sucesivas

Gabriel Delanne


Todos los razonamientos espiritualistas han sido impotentes para demostrar que el principio pensante tiene existencia real. Es útil, fijar la idea sobre la manera cómo se debe considerar al alma, pues según que se haga de ella una entidad ideal ajena al tiempo y al espacio, o bien un ser dependiente en cierto modo de estas condiciones, las consecuencias prácticas que habremos de sacar serán del todo diferentes. Según mi manera de ver, creo necesario establecer: 1.º Que el alma humana se halla revestida, durante su paso por la Tierra, de una envoltura invisible llamada peri-espíritu, de peri, alrededor y espíritus, de espíritu. 2.º Que después de la muerte, esta envoltura no se destruye. 3.º Que el estudio de las propiedades de este cuerpo espiritual, obliga a concluir que el alma preexiste al nacimiento. 4.º Que únicamente sobre la Tierra ha podido producirse esta evolución.

14.95 Comprar

Descripción

Todos los razonamientos espiritualistas han sido impotentes para demostrar que el principio pensante tiene existencia real. Es útil, fijar la idea sobre la manera cómo se debe considerar al alma, pues según que se haga de ella una entidad ideal ajena al tiempo y al espacio, o bien un ser dependiente en cierto modo de estas condiciones, las consecuencias prácticas que habremos de sacar serán del todo diferentes. Según mi manera de ver, creo necesario establecer:
1.º Que el alma humana se halla revestida, durante su paso por la Tierra, de una envoltura invisible llamada peri-espíritu, de peri, alrededor y espíritus, de espíritu.
2.º Que después de la muerte, esta envoltura no se destruye.
3.º Que el estudio de las propiedades de este cuerpo espiritual, obliga a concluir que el alma preexiste al nacimiento.
4.º Que únicamente sobre la Tierra ha podido producirse esta evolución.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.